Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Centros docentes y Protección de datos (Parte II)

En línea con el artículo anterior, voy a plantear una serie de cuestiones, que pienso pueden resultar interesantes.  

¿Qué datos pueden recabar los centros docentes?

Aparte de los datos personales del alumno (nombre y apellidos, documento acreditativo de identidad, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico) y una fotografía reciente, la Disposición Adicional Vigesimotercera de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación legitima a los centros a recabar información para la función docente y orientadora de los alumnos en referencia a:

  • Origen y ambiente familiar y social.
  • Características o condiciones personales.
  • Desarrollo y resultados de su escolarización.
  • Demás circunstancias cuyo conocimiento sea necesario para la educación y orientación de los alumnos.

La norma dispone que los padres o tutores y los propios alumnos deberán colaborar en la obtención de dicha información.

¿Se pueden recabar datos para finalidades distintas de la función propiamente educativa?

Los centros pueden recabar datos para otras finalidades legítimas, como participar con los alumnos en concursos educativos u ofrecer servicios deportivos, de ocio o culturales. En estos casos, se podrán recabar los datos de los alumnos, bien como consecuencia de la relación jurídica establecida con la matrícula o si media el consentimiento previo de los alumnos o titulares de la patria potestad.

¿Pueden los centros docentes dar publicidad a las listas de alumnos admitidos?

Sí, en tanto que la admisión se realiza mediante un procedimiento de concurrencia competitiva en el que se valoran y puntúan determinadas circunstancias. La publicidad deberá realizarse de manera que no suponga un acceso indiscriminado a la información. Si el centro dispone de una página web sería aconsejable publicar las listas en la misma, con un acceso restringido y limitado a quienes hayan solicitado la admisión.

No obstante, al amparo del artículo 18.1.d) del RGPD, el alumno si es mayor de 14 años o, en su caso, sus padres o tutores pueden oponerse a la publicación de su admisión en el centro por motivos legítimos relativos a su concreta situación personal (por ejemplo, haber sido víctima de bullying en un centro anterior, sufrir algún tipo de amenaza, etc.).

En relación a la concesión de becas y otras ayudas públicas se pueden publicar los listados, indicando nombre y apellidos, si bien no se publicarán todas las cifras del documento acreditativo de identidad. Por descontado no se publicarán datos que afecten a la esfera íntima del alumno o que pueden poner de manifiesto la capacidad económica de la unidad familiar.

¿Pueden recabar datos relativos a la salud de los alumnos?

Pueden solicitar información sobre alergias, intolerancias alimentarias, enfermedades o trastornos.

Igualmente, pueden recabar y tratar datos de salud como consecuencia de la atención dispensada por el servicio médico del centro, por ejemplo, tras indisposiciones sufridas en el propio centro.

Asimismo, pueden tratar datos recabados por los equipos de orientación psicopedagógica del centro.

¿Pueden facilitar los datos de los alumnos a otros centros educativos?

La Ley Orgánica de Educación ampara la comunicación de datos al nuevo centro educativo en el que se matricule el alumno sin necesidad de recabar su consentimiento o el de sus padres o tutores.

¿Y a centros educativos situados en otros países para intercambios o estancias temporales?

Sí, dado que el acceso a los datos del alumno es indispensable para que el centro en el que se vaya a desarrollar el intercambio pueda realizar adecuadamente su función educativa, teniendo en cuenta que la participación del alumno en el programa deberá haber contado con la autorización previa de los titulares de la patria potestad.

La transmisión se limitará a aquellos datos que resulten indispensables para el adecuado desarrollo de la acción educativa y para el cuidado del menor.

Si el centro destinatario de los datos se encuentra en un país fuera del Espacio Económico Europeo, la comunicación constituye una transferencia internacional de datos. Al respecto de las transferencias internacionales hace tiempo publiqué un artículo que pueden consultar haciendo clic aquí.

¿Se puede publicar en la web los datos personales de los responsables del centro y profesores?

Solo si la información está restringida a los alumnos del centro y a sus padres o tutores, si bien se debería informar a los docentes y, en caso de incluir la dirección de correo electrónico para contacto, que sea la del centro, y no las personales que tengan los profesores en el ámbito educativo.

¿Se puede publicar en la web información relativa a los alumnos como fotografías o videos?

No. Se requiere el consentimiento previo y expreso de los titulares de la patria potestad o del alumno si es mayor de 14 años. El artículo 92 de la LOPDGDD dispone:

«Los centros educativos y cualesquiera personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades en las que participen menores de edad garantizarán la protección del interés superior del menor y sus derechos fundamentales, especialmente el derecho a la protección de datos personales, en la publicación o difusión de sus datos personales a través de servicios de la sociedad de la información.

Cuando dicha publicación o difusión fuera a tener lugar a través de servicios de redes sociales o servicios equivalentes deberán contar con el consentimiento del menor o sus representantes legales, conforme a lo prescrito en el artículo 7 de esta ley orgánica».

¿Se pueden instalar videocámaras en las instalaciones del centro?

Se pueden instalar videocámaras, por ejemplo, en el patio de recreo y en el comedor para seguridad de las personas y de las propias instalaciones, si bien se ha de preservar la privacidad de los menores y la del personal del centro. Lo que vería desproporcionado es la instalación de videocámaras en las aulas, aunque se justifique su instalación como medida de control laboral del personal docente.

Haciendo clic aquí pueden hallar información pormenorizada sobre la regulación de la videovigilancia.

¿Se puede facilitar la información académica de los alumnos a cualquier familiar?

Sólo a los padres que ostenten la patria potestad o a los tutores, nunca a otros familiares, salvo que estuvieren autorizados previamente y por escrito por aquellos.

Si los padres están separados o divorciados, la información se facilitará a ambos, salvo que se aporte una resolución judicial que establezca la privación de la patria potestad a alguno de los progenitores o algún tipo de medida penal de prohibición de comunicación con el menor o su familia.

Por ultimo, ¿qué obligaciones tiene en materia de protección de datos el Coordinador de bienestar y protección del alumnado?

La Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia recoge que todos los centros educativos donde cursen estudios menores de edad tendrán un Coordinador o Coordinadora de Bienestar y Protección del Alumnado, que actuará bajo la supervisión de la persona que ostente la dirección o titularidad del centro (artículo 35.1).

Entre otras funciones, en aquellas situaciones que puedan implicar un tratamiento ilícito de datos personales de algún menor de edad, el centro tiene obligación de comunicar dicha circunstancia a la Agencia de Protección de Datos competente (art. 35.2. j). Recordar que la AEPD dispone de un Canal prioritario general para comunicar la publicación no autorizada en Internet de contenido sexual o violento (fotografías, vídeos, audios o información que identifique a personas) y solicitar su retirada de forma urgente, del cual les hablé aquí.

El fichero de expedientes que se encuentre bajo la responsabilidad del Coordinador o Coordinadora de Bienestar y Protección del Alumnado está sujeto al deber de confidencialidad.

EnglishPortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).