Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y COMPLIANCE

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Declaración de movimiento de medios de pago

Uno puede pensar que el tema de la prevención del blanqueo de capitales solo afecta a empresas y profesionales. No se equivoquen, pues no es así. Todos estamos sujetos al cumplimiento de la ley y en el movimiento de capitales se hace patente esa realidad. 

La Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo establece que las personas físicas, que actúen por cuenta propia o de terceros, deben presentar declaración previa de movimiento de medios de pago en los términos establecidos en su Capítulo V en los siguientes casos: 

a) Salida o entrada en territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 10.000 € o su contravalor en moneda extranjera.

b) Movimientos por territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 100.000 € o su contravalor en moneda extranjera.

Por “movimiento” se entiende cualquier cambio de lugar o posición que se verifique en el exterior del domicilio del portador de los “medios de pago” y como tal se entiende:

  • Papel moneda y moneda metálica, nacionales o extranjeros.
  • Efectos negociables o medios de pago emitidos al portador como cheques de viaje, cheques, pagarés u órdenes de pago que pudieran ser extendidos omitiendo el nombre del beneficiario, endosados sin restricción, extendidos a la orden de un beneficiario ficticio u otra forma en virtud de la cual su titularidad se transmita a la entrega.
  • Tarjetas prepago, entendiendo por tales aquellas tarjetas no nominativas que almacenen o brinden acceso a valores monetarios o fondos que puedan utilizarse para efectuar pagos, adquirir bienes o servicios o para la obtención de dinero en metálico, cuando dichas tarjetas no estén vinculadas a una cuenta bancaria.
  • Materias primas utilizadas como depósitos de valor de gran liquidez, como el oro.

En materia de movimiento de medios de pago sujetos a la obligación de declaración se exceptúan los cheques nominativos y las tarjetas nominativas de crédito o débito.

En el caso de entrada o salida del territorio nacional de medios de pago no acompañados por persona física que formen parte de un envío sin portador (envíos postales, envíos por mensajería, equipaje no acompañado, carga en contenedores y cualquier sistema de envío y transporte que pueda contener medios de pago no acompañados) por importe igual o superior a 10.000 € o su contravalor en moneda extranjera deberá presentarse declaración dentro del plazo de 30 días anteriores al movimiento no acompañado. Dicha declaración será presentada por el remitente o, en su caso, el destinatario.

Los medios de pago pueden ser transportados por menores de edad no acompañados, en cuyo caso será responsable del cumplimiento de la obligación de declaración aquellas personas que ejerzan la patria potestad, tutela o curatela, quienes responderán de la cuantía declarada.

Los funcionarios de los Servicios de Aduanas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están facultados para inspeccionar las mercancías que puedan contener medios de pago no acompañados.

Cabe la intervención provisional de la totalidad de los medios de pago por los funcionarios de Aduanas o policiales, salvo el mínimo de supervivencia que se establece en 1.000 €, en los siguientes casos:

  • No presentación de la declaración previa, cuando sea preceptiva. 
  • Presentación de la declaración previa con información incorrecta o incompleta, incluida la falta de veracidad en dicha declaración respecto a los datos del portador, propietario, remitente, destinatario, procedencia o uso previsto de los medios de pago, así como la variación por exceso o defecto del importe declarado respecto del real en más de un 10 por ciento o de 3.000 €.
  • Cuando los medios de pago no se pongan a disposición de las autoridades para su control.
  • Cuando existan indicios de que los medios de pago declarados pueden estar vinculados a una actividad delictiva.

En los casos de salida o entrada en territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 10.000 €, o su contravalor en moneda extranjera, la declaración se presentará ante los Servicios de Aduanas correspondientes, que serán los encargados de diligenciarla y remitirla por vía telemática al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC).

En los casos de movimientos por territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 100.000 €, o su contravalor en moneda extranjera, el portador ha de declararlos, con carácter previo, en las Dependencias Provinciales de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), que serán quienes diligencien las declaraciones y las remitan por vía telemática al SEPBLAC.

No obstante, pueden darse las siguientes situaciones:

  • Si la salida del territorio nacional es hacia un Estado miembro de la Unión Europea y se realiza a través de paso fronterizo en que no existan Servicios de Aduanas permanentes, la declaración será presentada, con carácter previo, en las Dependencias Provinciales de Aduanas e Impuestos Especiales o en las Administraciones de Aduanas de la AEAT. 
  • Si se trata de la entrada en territorio nacional procedente de un Estado miembro de la Unión Europea a través de paso fronterizo en que no existan Servicios de Aduanas permanentes, la declaración se hará, con carácter previo, en forma telemática ante la AEAT.

Las entidades de crédito registradas podrán recoger el Formulario S-1, aunque no tienen obligación, con carácter previo a la salida del territorio nacional, siempre que los medios de pago sean objeto de cargo, al menos parcialmente, en cuenta del cliente en dicha entidad. La entidad de crédito será la encargada de diligenciar la declaración y remitir la información al SEPBLAC en soporte informático normalizado (aplicación DMO).

La AEAT mantiene bajo control las siguientes operaciones, con la colaboración de las entidades de crédito: transacciones efectuadas con billetes de 500 €, ingresos en efectivo superiores a 3.000 €, ingresos recurrentes sean o no superiores a 3.000 € y préstamos de más de 6.000 €, además de cualquier operación cuyo importe supere los 10.000 €.

Si la declaración es de dinero en efectivo se presentará el Formulario de “Declaración en efectivo” que encontrarán al final junto con el Formulario S-1. 

De conformidad con el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, en su redacción dada por la Ley 11/2021, de 9 de julio, desde el 11 de julio de 2021 no se pueden efectuar pagos en efectivo por importe igual o superior a 1.000 € o su contravalor en moneda extranjera cuando una de las partes actúe en calidad empresario o profesional. Este importe se eleva a 10.000 € en el caso de que el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España. 

La anterior limitación se aplica a la operación, no al pago en efectivo; de forma que si tenemos que pagar una operación de 1.100 € y pagamos en efectivo la cantidad de 200 €, estaríamos incumpliendo la norma. Deben tener en cuenta que se consideran infractores tanto el pagador como el que recibe la cantidad en efectivo, y responden de forma solidaria de la sanción que llegará a producirse, que será del 25% de la cantidad abonada en efectivo. Si una de las partes, en el plazo de tres meses siguientes a la fecha de pago, denuncia ante la AEAT la operación realizada, su importe y la identidad de la otra parte interviniente, el denunciante quedará exonerado de responsabilidad. Es aconsejable conservar los justificantes de pago de aquellas operaciones que superen los límites establecidos durante el plazo de 5 años desde la fecha de la operación.

La declaración ha de ser portada por el declarante, junto con los medios de pago, para su exhibición, si fuere requerida por los funcionarios de Aduanas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que podrán decidir la intervención de dichos medios en caso de duda sobre la declaración, ingresándolos en las cuentas de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, a la espera de resolución del correspondiente expediente.

Si se ven incursos en movimientos de medios de pago que obliguen a la declaración previa, hagan las cosas como es debido, pues corren el riesgo de ser sancionados con multa, cuyo importe mínimo es de 600 € y cuyo importe máximo puede ascender al duplo del valor de los medios de pago, quedando dichos medios intervenidos en garantía del cumplimiento de la sanción.

FORMULARIO S-1 DECLARACIÓN DE MOVIMIENTO DE MEDIO DE PAGO

DECLARACIÓN DE EFECTIVO

DECLARACIÓN DE EFECTIVO HOJA ADICIONAL

PortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).