Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

¿Dejaría que una empresa me escaneara el iris? Jamás

Tools for Humanity (Herramientas para la Humanidad), una compañía norteamericana cofundada por Sam Altman, el mismo que está detrás del famoso ChatGPT, inició una campaña a escala mundial para capturar la imagen del iris de millones de personas. El objetivo es crear un sistema de identificación biométrica global que permita a cualquier plataforma que se incorpore al sistema saber que el usuario es quien dice ser. A corto plazo, Tools for Humanity planea generar ingresos vendiendo su sistema de escaneo de iris como una alternativa para las tecnologías de seguridad como el CAPTCHA, la prueba fotográfica que se usa para distinguir a los bots de los seres humanos.

Como aliciente o recompensa regalan al usuario un activo digital creado por la propia empresa, denominado Worldcoin. Su cotización, aunque fluctúa diariamente, ronda los 5$. 

El proceso de escaneado del iris pasa por una máquina esférica bautizada como «Orb». El dispositivo, en apenas diez segundos toma una serie de imágenes del rostro e iris de la persona que, mediante modelos de aprendizaje automático y otras técnicas de visión por ordenador, se transforman en un código numérico, que es encriptado por seguridad. Ese identificador recibe el nombre de «World ID». Supuestamente la imagen del iris es destruida, tras generarse el código numérico, pero no hay forma de comprobarlo.

Antes de acercase al punto donde se encuentra el «Orb» para escanear el iris, el usuario tiene que bajarse una app, en la que reflejará sus datos personales y de contacto. Se pregunta al usuario si es mayor de edad y basta con hacer clic para seguir con los trámites. Después aparece un código QR con el que se acude al puesto más cercano de Worldcoin.  

La Política de Privacidad publicada en el sitio web de Worldcoin dice:

«Los datos biométricos nunca salen del Orb. Una vez que se haya registrado, se eliminará de forma permanente. Sus datos biométricos primero se procesan localmente en el Orb y luego se eliminan de forma permanente. El único dato que queda es su código iris. Este código iris es un conjunto de números generados por el Orb que no está vinculado a su wallet ni a su información personal. Como resultado, realmente no nos dice, ni a todos los demás, nada sobre usted. Todo lo que hace es evitar que tenga que volver a registrarse. Dado que no está obligado a proporcionar información personal como su nombre, dirección de correo electrónico, dirección física o número de teléfono, esto significa que puede registrarse fácilmente sin que nosotros sepamos nada sobre usted», tras lo cual añaden: «Nunca venderemos ni intentaremos sacar provecho de su información personal».

Worldcoin opera desde las Islas Caimán, un territorio en el que no podrán ejercer sus derechos en materia de protección de datos. En Europa, el desembarco de la compañía comenzó en Portugal y en España. Se  (aquí se concentran en grandes centros comerciales de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Bilbao, Murcia, Granada y Palma de Mallorca, entre otros). La base de operaciones de Worldcoin en el viejo continente está en Barcelona.

¿Ilegal?

El escaneo del iris permite la identificación inequívoca de la persona a través de una característica física que no cambia a lo largo de la vida. Los datos biométricos están especialmente protegidos por la normativa de protección de datos y es que su tratamiento conlleva un riesgo elevado de vulneración de los derechos y libertades de las personas.

Para tratar datos biométricos es necesario el consentimiento explícito de la persona. Este debe ser libre, informado, específico e inequívoco. En caso de menores de 14 años, el consentimiento será otorgado por los padres o tutores.

Antes de recabar el consentimiento, el responsable del tratamiento debe informar al interesado sobre los siguientes puntos:

  • La identidad y los datos de contacto del responsable y, en su caso, de su representante.
  • Los datos de contacto del Delegado de Protección de Datos, en su caso.
  • Los fines del tratamiento a que se destinarán los datos personales.
  • La base jurídica que legitima el tratamiento.
  • Los destinatarios o categorías de destinatarios de los datos personales.
  • Si están previstas transferencias internacionales, indicando las garantías adoptadas y los medios.
  • Plazos de conservación de los datos personales.
  • Cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento.
  • La existencia de decisiones automatizas, incluida la elaboración de perfiles, y, al menos en tales casos, información significativa sobre la lógica aplicada, así como la importancia y las consecuencias previstas de dicho tratamiento para el interesado.
  • El derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control de protección de datos.

Esta información debe ser clara, concisa y adaptada a cada colectivo, especialmente en el caso de menores.

Por lo de pronto, su uso está prohibido en Francia, Brasil, la India y Kenia. Alemania, Países Bajos, Italia, Reino Unido y Argentina lo tienen en su punto de mira y España está tardando en prohibirlo. No solo hay menores en las filas, también hay gente muy necesitada económicamente, de lo cual se aprovechan. Lo que no se dan cuenta es que ceden para siempre un dato tan personal como lo sería su huella dactilar.

Conclusión

No hay dos personas en el mundo que tengan el mismo patrón de iris, eso le otorga un enorme valor al iris, pues son patrones únicos e inmutables, es decir, no cambian con el tiempo, como el ADN o la huella dactilar.

Grandes fondos de inversión, como Blackrock o Francisco Partners, han invertido millones de dólares en la compra de acciones de compañías dedicadas a la detección de pruebas de ADN como Ancestry o MyHeritage. Cuándo afrontan estas operaciones multimillonarios, por algo será, ¿no?

¿Para qué utilizan los iris? Para entrenar algoritmos de reconocimiento y a saber para que más.

¿Me dejaría escanear el iris? JAMÁS.

error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).