Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y COMPLIANCE

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

El “Gran Hermano Europeo” ha llegado a nuestras vidas

Hay un programa que se llama “Gran Hermano” que se emite en una cadena privada de ámbito nacional (que no citaré porque todos sabemos cuál es) y que, en algún momento de nuestras vidas, hemos visto (si acaso cinco minutos, aunque yo confieso que son incapaz de soportarlo, ni siquiera esos cinco minutos) pero en este artículo no me refiero a ese “Gran Hermano” sino que me refiero a otro “Gran Hermano” que se ha dado en llamar el REPERTORIO DE IDENTIDAD COMÚN o C.I.R.

El Parlamento Europeo aprobó el pasado 15 de abril de 2019 la puesta en marcha de un nuevo sistema centralizado para la gestión de la información biométrica en la Unión Europea, que es el origen del C.I.R., y que unificará las bases de datos que ya existían: el Sistema de Información Schengen, el EURODAC para la comparación de las impresiones dactilares, el Sistema de Información de Visados (VIS) y tres nuevos sistemas: el Sistema Europeo de Antecedentes Penales para Nacionales de Terceros Países (ECRIS-TCN), el Sistema de Entrada/Salida (EES) y el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS).

Las nuevas reglas harán que los sistemas de información de la Unión Europea utilizados en la gestión de seguridad, fronteras y migración sean interoperables, permitiendo el intercambio de información entre los distintos sistemas. Esto, en teoría, facilitará las tareas de los guardias de fronteras, oficiales de migración, oficiales de policía y autoridades judiciales al proporcionarles un acceso más rápido y sistemático a varios sistemas de información de seguridad y control de fronteras.

Los principales elementos de la nueva legislación son:

  • El portal de búsqueda europeo, que permitirá búsquedas simultáneas, en lugar de buscar cada sistema individualmente.
  • El servicio de comparación biométrica compartida, para la comparación de huellas dactilares e imágenes faciales de varios sistemas.
  • El repositorio de identidad común, que proporcionará información biográfica como fechas de nacimiento y números de pasaportes para una identificación más fiable.
  • Y el detector de identidad múltiple, que detectará si una persona está registrada bajo identidades múltiples en diferentes bases de datos.

Así pues, el C.I.R. albergará información biométrica (huellas dactilares e imágenes faciales incluidas) de todo aquel que entre en la Unión Europea o sea ciudadano de un Estado miembro. De modo que este proyecto permitirá a las agencias de migración, control de fronteras y cuerpos de seguridad acceder a una base de datos centralizada en la que estarán incluidos los datos biométricos tanto de ciudadanos de la Unión Europea como de extranjeros que entren en territorio de la Unión.

En principio, la idea parece buena, pues facilitará el trabajo a las autoridades judiciales y policiales de los distintos Estados miembros para controlar, perseguir y detener a los “malos”. El problema es que los hackers o piratas informáticos lo tendrán más fácil si toda esa información está centralizada, y la duda es: ¿sabrán las autoridades europeas proteger adecuadamente toda esa información?. Lo dudo.

Estamos controlados hasta límites insospechados, tanto por las autoridades como por empresas privadas, y no podemos escapar de ese férreo control, por mucho que queramos. Si ha leído mis últimos artículos sobre la huella digital y Google tendrá buena cuenta de ello. Les dejo los enlaces por si quien leerlos:

https://protecciondata.es/los-mecanismos-de-creacion-de-huellas-digitales-de-su-dispositivo-son-legales/

https://protecciondata.es/google-y-como-proteger-su-intimidad/

Alguno dirá que “si no haces nada malo, nada has de temer” pero ¿quién nos asegura que nuestros datos estarán protegidos adecuadamente y fuera del alcance de los “malos”? o ¿qué estos proyectos no van a servir para monitorizar a la gente, aunque no formen parte de investigaciones criminales?.

Las nuevas reglas ya han sido acordadas por los negociadores del Parlamento y del Consejo en febrero de este año y, una vez aprobado por el Consejo, los Estados miembros tendrán dos años para adoptar dichas reglas. 

El verdadero “Gran Hermano” ya está en marcha, ha llegado para quedarse, y la verdad es que asusta que alguien pueda hacer un mal uso del sistema. 

PortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).