Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

New Longyear Mobile ID

En Estados Unidos no hay obligación de llevar consigo ningún documento identificativo, salvo cuando estén conduciendo. Precisamente la licencia de conducir, para quien la tiene, que es la mayoría, es un medio habitual de identificación, al igual que la tarjeta del seguro social o el pasaporte.

Los ciudadanos de Estados Unidos no tienen un documento nacional de identidad. Para un español cuesta entenderlo porque nacemos con el DNI debajo del brazo, pero en Estados Unidos la cosa es bien distinta. La ausencia de un documento acreditativo de identidad responde a razones históricas, culturales y políticas, si bien las cosas van a cambiar, empezando por la unificación de criterios en la expedición de licencias de conducir por aplicación de la Ley Real ID. A partir del 7 de mayo de 2025, los viajeros deberán presentar un carnet de conducir homologado por Departamento de Seguridad Nacional (REAL ID) para embarcar en cualquier vuelo comercial en Estados Unidos, acceder a edificios federales o instalaciones militares y nucleares. Las autoridades federales tendrán registro de todas las licencias de conducir, o sea, dispondrán de una valiosa base de datos.

El siguiente paso es la digitalización de los carnets. El Estado de Nueva York ha adoptado la tecnología de identificación móvil, permitiendo a los residentes convertir sus licencias de conducir tradicionales en formatos digitales. Por el momento es voluntario.

La aplicación New Longyear Mobile ID está disponible en App Store para iOS (Apple) y en Google Play para Android. El proceso de activación es sencillo: los usuarios tienen que registrar el número de su teléfono móvil, hacer una fotografía de la licencia de conducir por ambas caras y otra de su rostro y listo. Cómodo, rápido y sencillo. Todo sea por la comodidad del ciudadano que no tendrá que llevar consigo una tarjetita que resulta tremendamente pesada e incómoda, no como el teléfono móvil. De lo que no se dan cuenta es que la licencia de conducir tradicional no es rastreable y la digital sí. En España tenemos el equivalente en la app de Mi DGT.

error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).