SEGURIDAD INFORMÁTICA

PROTECCIÓN DATA pretende dar un servicio integral a sus clientes. Con nosotros no solo tendrá un servicio jurídico de calidad y contrastado, tendrá la opción de contratar la implantación de las medidas de seguridad informática aconsejadas, lo que le garantiza un nivel óptimo de seguridad en su organización.

En la fase inicial de diseño de un tratamiento definimos el tipo de datos y su flujo, así como los elementos que intervendrán a lo largo de su ciclo de vida. Este es el momento idóneo para definir las medidas de control y seguridad a fin de garantizar la protección de la información que maneja su organización con el objetivo de que el tratamiento nazca respetando los requerimientos de privacidad asociados al nivel de riesgo.

Evaluar un riesgo implica considerar todos los posibles escenarios en los cuales el riesgo se haría efectivo. La evaluación de riesgos consiste en valorar el impacto de la exposición a la amenaza junto a la probabilidad de que esta se materialice, previa auditoría para contrastar el nivel de seguridad, las posibles vulnerabilidades y la privacidad de la red corporativa.

Concretados los riesgos, la siguiente fase radica en tratar los mismos para disminuir su nivel de exposición, con medidas de control que permitan reducir la probabilidad de que estos se materialicen hasta situar el riesgo en un nivel considerado como aceptable.

Para proteger los ficheros automatizados resulta indispensable que los dispositivos informáticos, la red corporativa y la nube de su organización estén protegidos adecuadamente frente a intrusiones externas, tales como virus, malware y otros ataques informáticos. 

La seguridad informática consiste en la implantación de un conjunto de medidas técnicas destinadas a preservar la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de la información, pudiendo, además, abarca otras propiedades, como la autenticidad y la fiabilidad. 

El diseño de las actividades de tratamiento es clave para garantizar los derechos y libertades del titular de los datos, pero carecerá de eficacia si no se implantan las medidas adecuadas. Nuestros clientes tienen la opción de implantar dichas medidas por sus propios medios o a través de una empresa externa por su cuenta y riesgo, pero también tiene la oportunidad de contratar los servicios de seguridad informática con nosotros, garantizando un servicio de calidad, que incluye un seguro de responsabilidad civil.