Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Telecirugía y 5G

En el año 2001 un equipo de cirujanos operó desde Nueva York a una paciente que se encontraba en Estrasburgo mediante el uso de un robot asistido por control remoto. La operación consistió en una colecistectomía laparoscópica, duró alrededor de una hora y el resultado fue satisfactorio.

Una pantalla de control facilitaba al cirujano, sito en Nueva York, una imagen de alta definición de la cavidad abdominal de la paciente. A su vez, una cámara guiada por comandos de voz y dos pequeños telemandos permitieron al cirujano dirigir los movimientos de los brazos robóticos presentes en el quirófano de Estrasburgo. Fue la primera vez que se realizaba una operación a tanta distancia (más de 14.000 km). El coste de la intervención rondó el millón doscientos mil euros. 

A causa de la enorme distancia, el tiempo de transferencia de las órdenes a los brazos del robot y de las imágenes que los cirujanos recibían tenían un retraso aproximado de 155 milisegundos. Esa tasa de latencia, con la tecnología 5G, se ve reducida aún más, de forma que la sincronización de los comandos de operación remota que maneja el cirujano con las acciones de los brazos del robot se realiza en tiempo real. 

En la península ibérica acabamos de experimentar una variante de telecirugía o cirugía a distancia.

La intervención sobre un cáncer de mama se practicó en la Unidad de Mama del Centro Clínico Champalimaud de Lisboa por el Dr. Pedro Gouveia con la asistencia desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza del Dr. Rogelio Andrés-Luna, gracias al despliegue de la red 5G de Movistar en colaboración con Altice Portugal y Fundação Champalimaud.

Es la primera experiencia en la que un cirujano, a través de Internet con conectividad 5G y realidad aumentada, consigue ver lo que otro cirujano a distancia está haciendo, todo ello gracias a las gafas Hololens 2 desarrolladas por Microsoft. Estas gafas permiten al usuario ver la realidad que rodea al paciente como si estuviera presente en dicho entorno. A su vez, permiten tener acceso a determinada información como fotos o videos proyectados sobre la lente de las gafas. Incluso permiten al cirujano visualizar, proyectada sobre el cuerpo del paciente y dibujada en tiempo real por Rogelio Andrés-Luna en su laptop, una línea azul que indicaba el sitio elegido para realizar la incisión inicial.

El Dr. Andrés-Luna tenía como única herramienta de trabajo un ordenador portátil conectado a las Hololens del Dr. Gouveia a través de una red privada de telecomunicaciones 5G de los proveedores de Altice Labs, Laboratorio de innovación e I+D de Altice en Portugal, y Movistar en España. Para ello se requirió un software específico desarrollado por RemAID

Esta experiencia permite que la cirugía sea supervisada y asistida de forma remota por un segundo cirujano, pero todo sucede como si este segundo cirujano estuviera físicamente en la sala de operaciones. Todo un hito, que fue seguido por los asistentes al X Congreso de AECIMA (Asociación Española de Cirujanos de la Mama).

El éxito del experimento, que constituye una prueba de concepto, podría cambiar la forma de hacer cirugía en el futuro, al permitir una formación más realista de los estudiantes y mejorar la asistencia a los cirujanos debutantes.

Si quieren saber más sobre la regulación de la tecnología 5G en España hagan clic aquí.

La medicina está experimentando grandes cambios que aseguran un mejor servicio y la certeza en los diagnósticos gracias al uso de las nuevas tecnologías, en particular, de la Inteligencia Artificial. Por ejemplo, en el Imperial College de Londres se está trabajando con algoritmos capaces de analizar la estructura del cerebro para advertir cambios que ayudan a detectar con un 98% de eficacia el Alzhéimer (fuente aquí). La Universidad de Stanford ha desarrollado un algoritmo computacional con elevados niveles de efectividad en cuanto a detectar arritmias cardíacas en electrocardiogramas (fuente aquí). 

En España también se están desarrollando iniciativas interesantes basadas en la Inteligencia Artificial. KeyZell, una startup de biotecnología española, y la tecnológica Iakan están desarrollando una aplicación de IA capaz de recomendar a los profesionales sanitarios tratamientos personalizados contra el cáncer de pulmón y el de mama (fuente aquí). La idea es mitigar la reincidencia, la sobremedicación, reducir los costes y el tiempo de hospitalización y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Mas iniciativas españolas: la startup Sycai ha desarrollado un software con posibilidad de implantación hospitalaria que detecta lesiones en el páncreas con potencial para malignizar (fuente aquí).

Como vemos se espera toda una revolución en la medicina gracias al uso de la Inteligencia Artificial.

EnglishPortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).