Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL TANTO DE LA REGULACIÓN Y NOVEDADES EN PROTECCIÓN DE DATOS

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial

La Ley 22/2021, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022, en su Disposición adicional centésimo trigésima, autoriza al Gobierno a impulsar la creación de la Agencia Española de Supervisión de Inteligencia Artificial, adscrita a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial dentro del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, con una dotación presupuestaria de 5 millones de euros.

La nueva Agencia Estatal se configura como «ente con personalidad jurídica pública, con patrimonio propio y autonomía en su gestión y potestad administrativa, que actuará con plena independencia orgánica y funcional de las Administraciones Públicas, de forma objetiva, transparente e imparcial, llevando a cabo medidas destinadas a la minimización de riesgos significativos sobre la seguridad y salud de las personas, así como sobre sus derechos fundamentales, que puedan derivarse del uso de sistemas de inteligencia artificial». Sus competencias comprenden «actuaciones propias, actuaciones en coordinación con otras autoridades competentes y actuaciones de apoyo a entidades privadas» y se regirá por lo establecido en su estatuto orgánico y en la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público.

Quedan en el aire muchas cuestiones: si la nueva Agencia Estatal tendrá capacidad sancionadora, el ámbito competencial para evitar conflictos con otros organismos como la Agencia Española de Protección de Datos, el Instituto Nacional de Ciberseguridad, la Comisión Nacional de Mercados de la Competencia o la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, en qué lugar se ubicará la sede oficial, etc.  

No podemos negar que los algoritmos suponen un gran avance por su facilidad para tratar infinidad de datos en tiempo récord, pero hay que reconocer que hay algoritmos que pueden tener un fuerte impacto en la vida de las personas y que hay algoritmos cuyo funcionamiento es opaco a los ojos del usuario, conocidos como algoritmos de “caja negra” (por ejemplo, los algoritmos empleados por los buscadores). Todo ello justifica un cierto control por parte de las autoridades para garantizar los derechos y las libertades de las personas.

El desarrollo de la Inteligencia Artificial en el sector privado se basa en la libertad de empresa y requiere seguridad jurídica. Las empresas realizan fuertes inversiones para obtener algoritmos y protegen sus códigos como oro en paño, con la dificultad añadida de que ninguna ley de propiedad industrial o intelectual en España regula de forma explícita los algoritmos, lo que genera dudas en el mercado. Urge una revisión de dichas leyes a fin de procurar mayor seguridad a las empresas.  

Existe la posibilidad de conflicto entre la libertad de empresa y el secreto empresarial y el control administrativo que pueda ejercer el futuro organismo, por ello, es importante encontrar el equilibrio entre el sector público y el privado y que no se vea a este último como un enemigo, pues un control desmedido puede suponer un desincentivo a la inversión privada. Esperemos que este nuevo organismo venga para sumar, y no restar. 

EnglishItalianoPortuguêsEspañol
error: Content is protected !!