Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Negocios Digitales. Fuentes de financiación

Iniciar un proyecto empresarial con recursos propios sería la opción ideal, pues cuanto menos dinero debamos mejor, pero no siempre es posible. Decir que, en términos contables, los «recursos propios» comprenden el capital social, las reservas, los resultados pendientes de aplicación y las subvenciones de capital no reintegrables. 

A falta de recursos propios, acudiremos a fuentes de «financiación ajena». Las entidades financieras a cambio de la concesión de un préstamo suelen exigir garantías, como fiadores solidarios o garantías reales como prendas o hipotecas, y no siempre se dispone de ellas.

Otra fuente son las «subvenciones y ayudas públicas». Hay muchas, pero hay que saber buscarlas, por ejemplo, a través de las páginas web de las Administraciones públicas. Haciendo clic aquí encontrarán un buscador de ayudas e incentivos para empresas.

Las fuentes comentadas (recursos propios, préstamos bancarios y subvenciones y ayudas públicas) son conocidas por la inmensa mayoría, así que vamos a ver otras opciones, no tan conocidas:

Micromecenazgo

El micromecenazgo consiste en conseguir financiación a partir de aportaciones de capital colectivas que se realizan a través de plataformas online.

El micromecenazgo en España recibe formal y legalmente el nombre de «plataformas de financiación participativa», cuyo marco legal se encuentra en en el Título V de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Existen tres modalidades de financiación dentro del concepto de micromecenazgo:

  1. «Crowdfunding»: A cambio de su aportación, los cofinanciadores reciben recompensas, como un agradecimiento personalizado en la web corporativa, el derecho a comprar el producto antes de su salida al mercado a un precio más económico o descuentos especiales.  
  2. «Crowdlending»: Los cofinanciadores reciben a cambio del capital invertido, que se ha de devolver en un plazo determinado, un tipo de interés que se fija en función del riesgo asumido. A mayor riesgo, mayor rentabilidad. Las ventajas frente a los préstamos de la banca tradicional son los menores costes operativos, la ausencia de garantías adicionales y la agilidad en la gestión. Haciendo clic aquí pueden consultar las principales plataformas que operan en España.
  3. «Enquity crowdfunding»: Los cofinanciadores reciben acciones o participaciones sociales a cambio de su inversión. De modo que, el beneficio aparece a través de los dividendos o por la venta de dichas acciones o participaciones sociales. Para que una campaña de «equity crowdfunding» tenga éxito es fundamental tener un modelo de negocio bien definido, además de un plan financiero. Si el proyecto tiene bases sólidas, el número de potenciales inversores interesados en participar económicamente será más alto. 

Business Angels

En Estados Unidos es una fórmula de financiación muy habitual en empresas tecnológicas y startups. El origen del término proviene del mundo teatral y musical de Broadway, cuando a principios del siglo XX los productores que necesitaban financiación para sus obras recurrían a personas adineradas de la parte alta de la ciudad, a los cuales llamaban «ángeles».

Se trata, básicamente, de un inversor privado, que no solo presta su dinero, sino que se involucra en el proyecto, aportando conocimientos y experiencia, además de su red de contactos. Pueden participar del capital social en busca de dividendos, si bien no toman el control de la empresa, o exigir una rentabilidad a medio plazo, que será alta.   

Las Administraciones públicas están promocionando esta fórmula, ofreciendo ventajas fiscales para el «Business Angel» que, en el caso de Galicia, pueden consultar haciendo clic aquí. Si están interesados en esta formula pueden dirigirse a la Asociación Española de Business Angels Networks.

Venture Capital

Esta modalidad viene asociada a iniciativas empresariales con elevados niveles de riesgo, pero con alto potencial de crecimiento y rentabilidad para los inversores, que piden participar del capital social y que exigen su presencia en los órganos de administración. Los inversores suelen agruparse en Fondos o Sociedades de Capital Riesgo. 

Este modelo de financiación suele orientarse a empresas emergentes y startups, pero también a proyectos empresariales consolidados, en cuyo caso hablamos de «Private equity».

Viveros de empresas y aceleradoras 

Los viveros de empresas o «incubadoras de negocios» son estructuras impulsadas por instituciones, públicas o privadas, que ofrecen a los emprendedores en la fase embrionaria una amplia gama de recursos y servicios para sacar adelante su proyecto empresarial. No son una fuente de financiación propiamente, pero son una opción a tener en cuenta para muchos emprendedores.

En determinados viveros, la demanda para conseguir entrar en ellos es alta, por eso sus responsables hacen estrictos procesos de selección para escoger aquellas iniciativas que son viables a medio y largo plazo. Los responsables del vivero suelen tener en cuenta diversos factores como el Plan de Negocio, la viabilidad técnica, económica y financiera de la iniciativa, los resultados de estudios de marketing, el sector de actividad y la competencia, etc. El límite de permanencia de las empresas en un vivero oscila entre un año y tres años. Pueden localizar parte de los viveros repartidos por el territorio nacional aquí.

Aparte de los viveros, existen las «aceleradoras de empresas» que, como su nombre indica, aceleran proyectos empresariales que ya están funcionando a partir de programas de crecimiento basados en la búsqueda de nuevos contactos, planes de marketing, etc. No es lo habitual, pero también se ofrecen recursos económicos en forma de ayudas.

En Galicia contamos con varias incubadores y aceleradoras de empresas, como ABANCA Innova que está enfocada a startups; BFAero que busca promover el desarrollo de empresas innovadoras del sector aeronáutico; BFFood orientada hacia empresas de la industria alimentaria; BFAuto enfocada a la industria de la automoción; Fishing Tech orientada hacia la industria pesquera; u Open Future que con la ayuda de Telefónica de España busca la transformación digital de las pymes.

A lo largo del territorio nacional hay infinidad de incubadoras y aceleradoras de empresas. Haciendo clic aquí pueden acceder a las mejor valoradas. 

Existe una opción más de financiación ajena, que se conoce como las TRES EFES de «Friends, Family and Fools», esto es, «Amigos, Familiares y Locos». Muchas iniciativas financiadas mediante esta fórmula, por falta de experiencia del emprendedor, terminan fracasando, afectando negativamente a las relaciones familiares y de amistad. De modo que, en lo posible, se aconseja evitar «beber» de esta fuente.

EnglishPortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).