Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Herramientas de IA para reconocimiento facial: PimEyes y Facecheck

Cada día salen a la luz nuevas herramientas basadas en el uso de la inteligencia artificial que no dejan de sorprendernos, pero cuidado con ellas, pues pueden comprometer nuestra privacidad. Vaya por delante que no son recomendables. 

PimEyes

PimEyes es una herramienta de búsqueda inversa de imágenes que permite localizar las imágenes de una persona publicadas en Internet.

Sus creadores anuncian: «Utilizando las últimas tecnologías y la inteligencia artificial y aprendizaje automático te ayudamos a encontrar tus fotos en Internet y a defenderte de estafadores, usurpadores de identidad o personas que utilizan tu imagen ilegalmente. Establece una alerta y controla tu presencia en Internet recibiendo una notificación por correo electrónico cuando PimEyes encuentre un nuevo resultado que contenga tu cara». Como tal no es mal propósito, el problema viene cuando se emplea para otros fines.

La herramienta permite probar, sin coste, hasta diez imágenes, aunque se pueden cargar múltiples sesiones. Mostrados los resultados, si quieren acceder a la fuente de la cual obtienen los resultados, deben pasar por caja. 

PimEyes ofrece un servicio adicional de pago –PROtect– que permite eliminar las imágenes del usuario de los resultados ofrecidos por la herramienta. Lo que hacen es borrar las imágenes de su propio buscador, pero no borran la fuente, así que no se lleven a engaños. Es completamente inútil.

Veamos un ejemplo a partir de una fotografía de la actriz Scarlett Johansson sin maquillar. La herramienta consigue localizar un total de 249 imágenes similares en 3,23 segundos. Es sorprendente, no los resultados en sí, pues hay infinidad de fotografías de ella en Internet, si no la capacidad que tiene de recopilar imágenes en tan corto periodo de tiempo.  

Facecheck

Facecheck es desarrollada por una empresa de Indonesia. Su funcionamiento es similar a la anterior. La diferencia con PimEyes es que nos permite hacer clic en la imagen, remitiéndonos a la fuente.

Riesgos de estas herramientas

En el apartado de «preguntas frecuentes» del sitio web de PimEyes, a la pregunta: ¿puedo buscar otras personas con PimEyes?, responden: «PimEyes está pensado exclusivamente para uso personal. De acuerdo con nuestras Condiciones de Servicio, cualquier búsqueda relativa a otras personas está estrictamente prohibida. Tomamos todas las medidas necesarias para garantizar la privacidad y la protección de nuestros usuarios. Consideramos que el incumplimiento de nuestras políticas es un asunto grave, y equivale a violar la ley». ¿Medidas? No veo que adopten ninguna medida. Cualquier puede usar una imagen ajena como referencia.

En el mismo apartado podemos leer que «al cargar fotos en nuestro Sitio, usted acepta los términos de esta política de privacidad y nos da su consentimiento para recopilar, utilizar y compartir sus fotos como se describe en este documento. Si no está de acuerdo con estos términos, absténgase de cargar fotografías en nuestro Sitio». En otras palabras, quieren decir: «vamos a hacer con sus fotos lo que queramos. Si no está de acuerdo, no las cargue». 

También advierten al usuario que, entre otras finalidades, «los datos que uno suba al sitio web se puede utilizar para mejorar nuestros servicios. Tenemos un interés legítimo en mejorar y optimizar nuestros servicios, por lo que podemos utilizar sus datos para realizar las mejoras necesarias». Esto les legitima, por ejemplo, para entrenar a sus algoritmos con los datos del usuario.

Si quieren saber dónde acaban los datos personales de los usuarios, dados de alta como tales, basta con seguir leyendo la misma política de privacidad, que dispone lo siguiente: «podemos recopilar sus datos personales, transferirlos, almacenarlos y procesarlos en Belice y otros países fuera de donde usted vive», esto es, en lugares donde perderá el control de sus datos personales PARA SIEMPRE.

En el caso de Facecheck, la herramienta ofrece al usuario la posibilidad de eliminar sus fotografías de su motor de búsqueda (recuerden que no borran la fuente). Para borrar las imágenes, exigen que les envíen una copia de su documento de identidad o carnet de conducir. JAMÁS FACILITEN UNA COPIA DE UN DOCUMENTO ACREDITATIVO DE IDENTIDAD.

En ambos casos, las políticas de privacidad no se ajustan a la normativa comunitaria de protección de datos personales, lo cual es inadmisible.

Conclusión

El riesgo de estas herramientas y otras similares es que con una simple foto del rostro de una persona se puede llegar a más datos personales.

Imaginen que están en una reunión, con personas que le son desconocidas, que fotografían el rostro de una de ellas y la suben al sitio web de Facecheck. En apenas unos segundos, la herramienta puede localizar más fotografías de esa persona. Una vez localizado su perfil en redes sociales, si es público, pueden llegar a obtener muchísima información personal de esa persona (dónde vive, dónde estudió, dónde trabaja, estado civil, amistades, preferencias y gustos, etc.) De ahí la importancia de mantener los perfiles privados.

Debo alertarles sobre el uso de estas herramientas y similares. No suban imágenes suyas a ellas y menos aún las de otras personas si no tienen su consentimiento. Lo que pudiera parecer una broma, no lo es. 

Por último, recordarles que sean celosos de su imagen. No suban fotografías a Internet, si es posible. A la larga su intimidad se verá comprometida y borrar esas imágenes es difícil, cuando no imposible.

error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).