Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Revelación de secretos y datos sensibles

Titulares obtenidos a través de una búsqueda rápida en Internet:

“Dos años de cárcel para una enfermera del Servicio Galego de Saúde que espió el historial médico de su exmarido” (fuente aquí).

“Condenada una enfermera por revelar a un hombre que no era el padre del hijo que esperaba su pareja embarazada” (fuente aquí).

“El Tribunal Supremo condena a dos años y medio de prisión a una enfermera que accedió por curiosidad al historial clínico de tres pacientes que no tenía asignados” (fuente aquí

“Dos años de cárcel para una enfermera que espió los historiales clínicos de conocidos” (fuente aquí).

“Un año de prisión para un médico por ver el historial clínico de su asistenta” (Fuente aquí).

Estos son solo unos pocos ejemplos para que vean la transcendencia que tiene el descubrimiento o revelación de secretos. 

En relación al delito de descubrimiento y revelación de secretos, el artículo 199 del Código Penal dice:

  1. El que revelare secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.
  2. El profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años.

Dichas conductas se materializan en acciones como apoderarse, utilizar, modificar, acceder, alterar y utilizar los datos personales de terceros sin consentimiento de su titular.

El bien jurídico protegido es el derecho a la intimidad, reconocido como derecho fundamental en el artículo 18.1 de la Constitución, que garantiza al individuo un poder jurídico sobre información relativa a su persona, en tanto en cuanto el acceso a sus datos de salud no aparezca justificado por una actuación médica, epidemiológica o estadística. Así pues, el deber de guardar secreto está dirigido a proteger la intimidad de las personas, que se encuentra custodiada en bases de datos que no son controladas directamente por el titular de los datos.

Otro elemento del tipo penal es la concurrencia de un perjuicio al titular de los datos personales. Los datos de salud gozan de una especial protección. De acuerdo a nuestra cultura, la salud forma parte de la estricta intimidad de las personas y todo aquello que se refiera a la intimidad personal y familiar goza de protección constitucional.

El Tribunal Supremo en su Sentencia 1328/2009, el 30 diciembre dispone que los datos de salud sin datos sensibles, capaces por sí mismo de producir el perjuicio típico que exige el artículo 197 del Código Penal, por lo que, si hubo acceso a los mismos, su apoderamiento y divulgación, poniéndolos al descubierto, comporta ese daño a su derecho a mantener los secretos ocultos (intimidad) integrando el perjuicio exigido por la norma.

En el caso de datos sensibles no es necesario acreditar el perjuicio, a diferencia de los datos “no sensibles”, en cuyo caso es indispensable acreditar la concurrencia del perjuicio.

Proteger la vida privada del paciente es necesario para crear confianza en el cuerpo médico y los servicios de salud en general. La falta de protección de los datos de salud podría disuadir a las personas a no proporcionar información de carácter personal e íntimo, necesarias para la prescripción del tratamiento apropiado, poniendo en riesgo la salud del sujeto, pero también la del resto de la comunidad en casos de enfermedades transmisibles, y tenemos el coronavirus muy presente en el recuerdo.

Se consideran datos sensibles, por tanto, reciben el mismo tratamiento que los datos de salud, los siguientes: 

  • El origen étnico o racial.
  • Las opiniones políticas.
  • Las convicciones religiosas o filosóficas.
  • La afiliación sindical.
  • Los datos genéticos.
  • Los datos biométricos (aquellos relativos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona) dirigidos a identificar a una persona física de manera unívoca.
  • La vida u orientación sexual.

Moraleja: si en su ámbito laboral trata datos personales sensibles, cuidado con revelarlos, pues se arriesga a penas de prisión.

EnglishPortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).