Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y COMPLIANCE

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

El lado positivo del Internet de las cosas

En el artículo anterior, que dejo enlazado aquí, les hablé de los peligros del Internet de las cosas (IoT). Tras su lectura, pudiera parecer que estoy en contra del IoT, cuando es todo lo contrario, si bien me preocupa que las políticas de tratamiento de datos personales de los dispositivos IoT no sean claras.

En este artículo les hablaré de las bondades del IoT, con una interesante iniciativa impulsada por la Junta de Castilla y León denominada Territorio Rural Inteligente con la que se pretende mejorar los servicios básicos a los ciudadanos y generar nuevos modelos de crecimiento económico que posibiliten la creación de empleo en el medio rural.

Los ejes estratégicos de la referida iniciativa son digitalización, sostenibilidad e inclusión, además de generación de empleo e impulso de proyectos motor generadores de emprendimiento asociados a la identidad del territorio.

Las áreas prioritarias de desarrollo son las siguientes:

  • Transformación del sector primario mediante el uso de nuevas tecnologías. 
  • Creación de áreas productivas inteligentes (industriales y comerciales).
  • Protección del medioambiente, entendido no sólo como mantenimiento de espacios naturales, sino también como gestión eficiente de infraestructuras ambientales.
  • Impulso del Turismo Inteligente, aprovechando los recursos propios y específicos del territorio.
  • Mejora de los servicios al ciudadano, con especial atención a la tercera edad, jóvenes y mujeres. 
  • Búsqueda de la eficiencia energética y generación de energías renovables.

Vamos a trasladar la teoría a la práctica. Pongamos por caso la gestión de residuos sólidos urbanos. Los contenedores del futuro estarán dotados de sensores que permitirán saber si están llenos o no, de forma que los camiones solo realizarán la ruta cuando los contenedores avisen que están llenos, con el consiguiente ahorro de costes y de emisión de gases contaminantes a la atmósfera.  

Otro ejemplo: la gestión inteligente del agua, un recurso escaso y preciado. Los sensores permitirán monitorizar el suministro y los patrones de consumo para organizar las políticas de riego y bombeo. Todo ello sin intervención humana.

No es desconocido que uno de los principales problemas del medio rural es su despoblación, si bien las nuevas tecnologías facilitan la conectividad permanente y gracias a ello serán muchos jóvenes, y no tan jóvenes, los que apuestan por un futuro en el rural. Ahora bien, para poder alcanzar los objetivos de repoblación es imprescindible la red 5G que permite albergar más dispositivos conectados que la 4G y con un tiempo de respuesta inmediato. Un ejemplo de paulatina repoblación, gracias a la digitalización, es el pueblo ourensado de San Xoán de Río, que fue protagonista de un amplio titulado “Para los pueblos moribundos, la pandemia ofrece desafíos y esperanza” publicado en The Wall Street Journal.

A la espera de las redes 5G, una alternativa “low cost” son las redes LPWAN (Low Power Wide Area Networks), cuyas siglas podemos traducir como “redes de bajo consumo y de área extensa”. Son redes inalámbricas que permiten la trasmisión de pequeñas cantidades de datos, pocas veces al día, si bien lo hacen a través de largas distancias. Entre sus desventajas se encuentra la baja velocidad de transmisión, así como los problemas de conectividad y deficiencias en los protocolos de seguridad de la información.

Creo firmemente en el avance y en las bondades de las nuevas tecnologías, pero también creo que es imprescindible su regulación para garantizar los derechos y libertades de las personas, sin olvidar la perspectiva ética.

PortuguêsEspañol
error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual (Safe Creative 2202070428830)