Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

La videovigilancia en espacios públicos en el punto de mira

El reconocimiento fácil en espacios públicos está presente en cientos de grandes ciudades repartidas a lo largo del mundo. Las encontramos en China, India, Israel, Palestina, Ecuador, Brasil, Argentina… al igual que en Portugal y España.

China

Más de la mitad de las cámaras de videovigilancia del mundo están instaladas en China. Se cuentan por millones. Según la firma de análisis IHS Markit, el objetivo de China para el año 2020 era instalar 450 millones de cámaras que se sumaban a los 176 millones de cámaras ya instaladas. A la fecha, en el año 2023, el número de cámaras instaladas supera esa cifra por mucho.

El riesgo está en el tratamiento de los datos, en su custodia y en el uso que las autoridades hagan de los mismos, más allá de lo imaginable. Aparte de para controlar a los delincuentes, el gobierno chino las emplea para vigilar a minorías étnicas como los uigures, para monitorizar a los insurgentes y para gestionar el sistema de «crédito social» del que les hablé aquí.  

India  

En India, el Estado de Telangana tiene el 60 % de todas las cámaras de videovigilancia del país y está sirviendo de laboratorio para probar tecnología que, según un informe de Amnistía Internacional, crea un mapa biométrico de la población.

Israel y Palestina

Amnistía Internacional, en un informe titulado Apartheid Automatizado, denuncia el uso desmedido por parte de las autoridades israelíes del sistema de reconocimiento facial conocido como Red Wolf. 

Red Wolf se ha desplegado en los controles fronterizos y militares de la ciudad de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, para escanear los rostros de los palestinos, añadiéndolos, sin su consentimiento, a grandes bases de datos de vigilancia con el objetivo de monitorizarlos. También emplean el sistema en la Jerusalén Oriental ocupada.

Amnistía Internacional pone el foco en las restricciones a la libertad de circulación de los palestinos, utilizando datos biométricos adquiridos ilegítimamente para vigilar y controlar los movimientos de toda la población palestina, encerrada tras un extenso muro de hormigón. Precisamente la empresa líder a nivel mundial en el desarrollo de esta tecnología de reconocimiento facial es la empresa israelí Anyvision.

Con todo, hay que poner en contexto este conflicto. No es equiparable un control de fronteras férreo que la vigilancia masiva de la población de China a manos de su gobierno. 

América Latina

La organización internacional sin ánimo de lucro, dedicada a los derechos humanos y al activismo por los derechos digitales, Access Now, denuncia en su informe «Tecnología de Vigilancia en América Latina. Hecha en el exterior utilizada en casa» el uso del reconocimiento facial en espacios públicos en países de América Latina, centrando la atención en tres países: Ecuador, Brasil y Argentina.

Ecuador

Ecuador implantó en el año 2002 el sistema conocido como «Ojos de Águila» en Quito y Guayaquil, las dos ciudades más pobladas del país. Inicialmente, se instalaron ocho cámaras de videovigilancia de la marca PELCO en Quito y veinte en Guayaquil.

En 2010, el gobierno de Rafael Correa creó una infraestructura de vigilancia para las fuerzas del orden en todo el país con más de 6.600 cámaras, algunas estaban dotadas con tecnología de reconocimiento facial (TRF). El sistema nacional de vigilancia se conoce como ECU911. En el año 2019, se supo que el gobierno de Lenin Moreno empleó dicha tecnología para espiar a rivales políticos y coaccionar a ciertas partes de la ciudadanía.

Guayaquil adquirió cien cámaras de vigilancia con TRF de la compañía norteamericana Verint para instalarlas en instituciones educativas. En 2020, Guayaquil integró sus dispositivos de videovigilancia, incluidos los dispositivos instalados en instituciones educativas, en el sistema nacional ECU911. Ahora hay más de 2.000 dispositivos monitoreando la ciudad.

El sistema nacional de videovigilancia ECU911 continúa expandiendo su alcance en otros municipios como Nayón, Pedro Moncayo y Daule y en ciudades como Quevedo, Ambato, Pelileo, Guano, Salcedo, Santa Elena y Rumiñahui.

Brasil

En 2016, el Servicio Federal de Aduanas de Brasil adquirió cámaras con TRF de la compañía japonesa NEC para identificar en sus aeropuertos a los sospechosos de evasión de impuestos de importación.

En São Paulo se desplegaron más de cuatro mil cámaras de vigilancia –gracias a la generosa donación de 1,5 millones de dólares por parte de las compañías chinas Huawei, Hikvision, Dahua y ZTE– para el programa «City Câmeras». Dicha tecnología se utiliza para la vigilancia de los espacios públicos y para detectar fraudes en el acceso a servicios públicos, incluidas las asignaciones para el transporte público gratuito y otros beneficios sociales.

Dahua donó cámaras de reconocimiento facial y equipos de monitoreo de vehículos que incluyen grabadoras, micrófonos, pantallas táctiles y drones a la policía de Mogi das Cruzes para probar su tecnología en las calles durante la «Festa do Divino». La policía creó una base de datos de personas a las que están buscando, como delincuentes o menores desaparecidos, usando imágenes extraídas de fotos de perfil de redes sociales.

Otra ciudad del estado de São Paulo, Campinas, sirvió de «laboratorio abierto» para Huawei. Gracias a la “generosidad” de dicha compañía se instalaron un total de treinta cámaras en distintas estaciones de transporte público y cercanías.

En Río de Janeiro, la policía probó la tecnología de reconocimiento facial en dos grandes eventos. En el carnaval de 2019, donde colocaron cámaras a lo largo de la región de Copacabana, y en el entorno del estadio de Maracaná en la Copa América de Fútbol celebrada ese mismo año.

Argentina

En Argentina, el gobierno mediante el Decreto 1766/2011 creó el Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad (SIBIOS) con el objeto de «prestar un servicio centralizado de información respecto de los registros patronímicos y biológicos individuales, a los fines de contribuir a la comprobación idónea y oportuna en materia de identificación de personas y rastros, en procura de optimizar la investigación científica de delitos y el apoyo a la función preventiva de seguridad». SIBIOS es gestionado por distintas FCS bajo la autoridad del Ministerio de Seguridad y es la culminación de un trabajo que comenzó años antes de su lanzamiento, cuando el Ministerio del Interior empezó a recopilar, procesar y almacenar datos biométricos para la emisión de documentos nacionales de identidad y pasaportes.

Desde el 2009, el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) está autorizado para recopilar datos biométricos, que incluyen huellas dactilares, huellas palmares y fotos del rostro de cualquier persona que ingresa en el país. Una base de datos de enorme valor si se combina con cámaras dotadas de TRF.

En el 2017, mediante el Decreto 243/2017 el gobierno amplió el acceso a SIBIOS a cualquier organismo público dentro del poder ejecutivo o judicial a nivel nacional y provincial, al tiempo que otorgó acceso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Quienes usan SIBIOS no tienen la obligación de obtener una autorización judicial antes de hacer consultas en la base de datos biométricos.  

La capital del país está plagada de videocámaras, empezando por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, cuyas cámaras dotadas con TRF son capaces, incluso, de monitorear la temperatura corporal de los viajeros.  

A mediados del 2017, la provincia de Mendoza empezó a implementar uno de los programas de vigilancia más invasivos del país. Las agencias de aplicación de la ley de la provincia cuentan con decenas de cámaras móviles con TRF y vehículos equipados con la misma tecnología, así como escáneres de huellas dactilares y lectores de matrículas de vehículos.

En julio del 2020, ZTE llegó a la provincia de Jujuy. El gobernador y la compañía china llegaron a un acuerdo para el despliegue de un programa denominado «Jujuy Seguro e Interconectado». ZTE cerró el trato por 30 millones de dólares para la instalación de seiscientas cámaras, centros de monitoreo, servicios de emergencia e infraestructura para telecomunicaciones. El sistema entró en funcionamiento en noviembre de 2022.

Portugal

En Portugal, el Gobierno presentó a la Asamblea de la República la Proposta de Lei nº 111/XIV/2ª. Dicho texto proponía la vigilancia biométrica masiva en espacios públicos a través del reconocimiento facial y el uso de drones con cámaras sin límites ni condiciones de uso. Dicha propuesta de ley fue discutida por asociaciones como Defesa Dos Direitos Digitais, pues choca frontalmente con los planteamientos de la Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea, cuyo Parlamento aprobó en 2021 el Informe sobre la inteligencia artificial en el derecho penal y su utilización por las autoridades policiales y judiciales en asuntos penales. El informe destaca la «obligación legal de prevenir la vigilancia masiva mediante tecnologías de inteligencia artificial, que por definición no cumple los principios de necesidad y proporcionalidad, y de prohibir el uso de aplicaciones que puedan dar lugar a dicha vigilancia masiva».

España

El Ayuntamiento de Barcelona instaló, en noviembre de 2023, diecisiete cámaras inteligentes en cinco zonas del paseo de Gràcia, desde la plaza de Cataluña hasta la calle Provença. Enmarcadas en el proyecto «secur’cities», estas cámaras están dotadas de sistemas de reconocimiento facial e inteligencia artificial, aparte de poder captar audio, de forma que todos los viandantes del paseo de Gràcia serán monitoreados.

En Vitoria-Gasteiz está prevista la instalación de cien cámaras inteligentes. En Navarra, concretamente, en Pamplona ya hay instaladas más de trescientas cámaras inteligentes. 

Conclusión

La población mundial estará, en no muchos años, bajo la atenta mirada de millones de cámaras inteligentes que podrán clasificarnos en base a nuestro comportamiento y/o características personales.

Reconocimiento facial automático en espacios públicos

China y Protección de Datos

error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).