Protección Data

BLOG

PARA ESTAR AL DÍA EN PROTECCIÓN DE DATOS Y SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

Blog
Compartir Facebook Twitter Linkedin
JAVIER CASAL TAVASCI

Edward Snowden

Edward Snowden es un héroe para muchos y un villano para otros, como lo son Julian AssangeBradley Manning o Christopher Wylie.

Hace tiempo leí su libro «Libertad Vigilada». Este fin de semana lo he releído y he sacado los matices que no sacas en las primeras lecturas de un libro con tanto detalle. 

Edward Snowden sacudió al mundo revelando que el gobierno estadounidense tiene la capacidad de interceptar las comunicaciones de cualquier ciudadano, da igual quién sea y dónde se encuentre, así, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España entre el 10 de diciembre del 2012 y el 8 de enero del 2013, según El Mundo, que cita parte de los documentos filtrados por Snowden.

No cualquier país tiene los medios e infraestructuras de Estados Unidos para una recolección masiva de datos a escala global. Puede que China esté cerca, aunque no se sabrá, salvo que surjan filtraciones como las de Snowden, si bien todos los países tienen medios para espiarnos.

En el año 2022, los servicios secretos británicos interceptaron el mensaje de un joven de 18 años que en un chat privado, en el que sólo participaban sus amigos, publicó que era miembro de los talibanes y que iba a hacer estallar el avión en el que viajaba desde Londres hasta Mallorca. Todo era una broma (de mal gusto, pero una broma, al fin y al cabo). El joven fue detenido en el aeropuerto de Mallorca y acusado de un delito de desordenes públicos. La Audiencia Nacional lo absolvió. No entro en detalles, pues el caso lo resumí en otro artículo que dejo enlazado aquí.

En España fue sonado el seguimiento a políticos catalanes y empresarios afines al separatismo mediante el empleo de Pegasus. Eso es lo que se sabe, cuánto no se sabrá. 

Aparte del libro, les recomiendo que vean la siguiente entrevista a Edward Snowden:

También les recomiendo el documental «Citizenfour», ganador del Premio Óscar al Mejor Documental en 2015.  

Y la película «Snowden» (2016) de Oliver Stone.

Conclusión

Pocas cosas parecen haber cambiado desde las filtraciones de Edward Snowden. 

En enero de 2024, el senador demócrata de Oregón Ron Wyden dirigió una carta al Director de Inteligencia Nacional y a la Presidenta de la Comisión Federal de Comercio, el regulador federal de privacidad por excelencia, en la que denuncia que «desde el año 2021, la Agencia de Inteligencia de Defensa está comprando, almacenando y usando datos de ubicación nacionales. Los desarrolladores de aplicaciones recopilan  datos de ubicación de los teléfonos inteligentes de los estadounidenses, los venden a intermediarios de datos, los revenden a contratistas de defensa y luego al gobierno». Además, denuncia que «la Agencia de Seguridad Nacional está comprando metadatos de Internet de los estadounidenses».

Wyden afirma que «los desarrolladores de aplicaciones y las empresas de publicidad no revelaron significativamente a los usuarios su venta ni el intercambio de datos personales con corredores de datos ni buscaron obtener el consentimiento informado. Los consumidores no conocen la identidad de los intermediarios de datos que compran y revenden estos datos» y advierte que «el secretismo en torno a las compras de datos se amplificó porque las agencias de inteligencia han tratado de mantener al pueblo estadounidense en la ignorancia».

La venta de los datos de ubicación no es baladí. Wyden denuncia que «éstos pueden usarse para rastrear personas hasta lugares sensibles, incluidas instalaciones médicas, lugares de culto religioso o lugares que pueden usarse para inferir una identificación LGBTQ+».

Para Wyden, el gobierno de los Estados Unidos «está financiando y legitimando una industria turbia de venta de datos personales, cuyas flagrantes violaciones de la privacidad no sólo son poco éticas, sino también ilegales».

PRISM: Recolección masiva de datos personales

error: Contenido protegido por derechos de propiedad intelectual. Se prohíbe su reproducción, transformación, distribución y comunicación pública a título lucrativo por cualquier medio y soporte. Advertir que la infracción de los derechos relativos a la propiedad intelectual es constitutiva de delito (arts. 270 y ss. CP).